Colegio San José Río Piedras

Skip to main content
¡BIENVENIDOS AL COLEGIO SAN JOSÉ... HOGAR DE LOS CONQUISTADORES!

Programa Juvenil Apostólico

Juventud Marianista

Es un programa de formación apostólica para los estudiantes. La Juventud Marianista tiene como objetivo formar a los jóvenes de 6.°, 7.°, 8.°, 9.° y 10.° grado en la acción y para la acción misionera entre sus compañeros. Se promueve el desarrollo físico y espiritual a través de actividades propias de la juventud. Es un taller que los prepara para pertenecer a los Equipistas. 
Euipistas

Es un equipo de servidores a los que pueden pertenecer jóvenes de 11mo y 12mo grado, luego de haber pertenecido a la Juventud Marianista. Tiene la gran tarea de animar la acción apostólica dentro y fuera del Colegio. Trabajan directamente con los retiros de las divisiones de séptimo, octavo y noveno grado. Además, junto a los distintos moderadores, organizan las actividades de formación de la Juventud Marianista. 
 
LIFElife

Entre estos grupos se escogen varios estudiantes que van a Dayton, Ohio, a participar en talleres de liderazgo que les ayudan a profundizar en sus conocimientos del programa apostólico. Tienen la oportunidad de compartir experiencias vividas en estos programas con estudiantes de otros colegios marianistas en los Estados Unidos.
 
Caballeros del Altar
 
Este grupo está formado por estudiantes de 9no a 12mo grado. Se distinguen por el compromiso y deseo de hacer las ceremonias religiosas más vivas y solemnes. Ofrecen sus servicios en el altar durante las liturgias del Colegio. Las experiencias de estos jóvenes han sido muy impactantes en sus vidas dentro y fuera del Colegio.
 
Misión de Verano

Han sido 21 años en los cuales el Colegio San José ha realizado la Misión de Verano resultando siempre una experiencia enriquecedora que lleva a jóvenes de décimo grado a compartir experiencias de servicio, justicia social y carácter espiritual en la Parroquia Nuestra Señora de la Divina Providencia de Orocovis-Villalba y Ciales. 

Este año, la misión se llevó a cabo del 31 de mayo al 14 de junio. Los jóvenes participantes  comenzaron la experiencia misionera con un curso de formación sobre ocho temas y un taller de tres días en el mes de mayo. A través de este curso los estudiantes desarrollaron temas relacionados a la misión, la espiritualidad misionera, destinos de la misión, creatividad misionera, corresponsabilidad misionera y asertividad, entre otros. Mediante este curso se busca despertar y cultivar el espíritu misionero entre los estudiantes del Colegio San José y sus familias e involucrar más al personal de nuestra institución escolar en la animación misionera de nuestra iglesia.

Una de las experiencias más importantes de la misión es la visita a las familias de la comunidad; este año se visitaron 152 hogares. En las visitas oramos y compartimos con los enfermos de la parroquia y se realizaron actividades de servicio. También visitaron a la Bananera Reyes en Cacao, donde se enseñó a los estudiantes todo el proceso de siembra, cuidado, corte y empaque del guineo niño para luego ser distribuido. Visitaron el Asilo de Ancianos San Andrés en Ortiga donde se compartió con los residentes y se realizó trabajo de albañilería en la parte posterior del centro. Durante la semana, se visitó otro centro de ancianos en el pueblo de Orocovis, esta vez para llevar música y alegría a los participantes.

El domingo, 9 de junio, se celebró una misa con los padres de los jóvenes misioneros en la Capilla del Frío. Asistieron a la Santa Misa todos los padres de los jóvenes junto a familiares. Estuvieron con nosotros algunos maestros del Colegio y varios jóvenes que han participado en la misión en los pasados 20 años junto a padres de exalumnos. Luego de la misa almorzamos todas las familias en Las Cabañas de Doña Juana y luego visitamos la Casa de retiros Padre Vicente, actual centro de la familia marianista, para compartir y disfrutar de los hermosos paisajes que ofrece el lugar junto al Lago Guineo.

Asimismo trabajaron en la limpieza del taller de Ebanistería de Jesús Rodríguez y su esposa Irma en Ortiga, construyeron el balcón de un hogar afectado por el pasado huracán en Bo. Cacao, además, la actividad con los niños en la Capilla de Alturita donde los misioneros prepararon actividades, juegos y dramas para todos los niños fue espectacular. La misa de clausura de la misión fue celebrada en la Capilla de Ortiga el jueves, 13 de junio, por el Padre Geraldo Ramírez, párroco de la comunidad, a quien agradecemos su acogida y apoyo a nuestro programa de verano misionero durante estos años.

Estas experiencias vividas todas dentro de un marco de fe, acentúan el sentido misionero en la vida de cada joven desarrollando amor por lo que hace y solidaridad por quienes le rodean, así como lo hicieron los primeros hermanos y sacerdotes marianistas que se establecieron en esta región montañosa desde la década de los cincuenta. El Colegio San José educa y resalta una de sus características de educación marianista: educar para el servicio, la justicia, la paz y la integridad de la creación, además de educar en el espíritu de familia. Agradecemos a las familias de la comunidad parroquial en general y al Párroco Geraldo Ramírez por su acogida y atenciones, siempre hacen de esta experiencia una especial e inolvidable, igualmente para cada uno de estos jóvenes, sus familias y sus maestros acompañantes. Durante la misión nos acompañaron doce padres de los jóvenes misioneros y ocho miembros de la facultad: José E. Balseiro, Ricardo J. Ocasio, Luis Díaz, Julio Suárez, Guillermo Núñez, Héctor Cruz, Roberto Ortíz y Aleksander Pérez. Gracias y Dios los bendiga.

Algunas citas de los estudiantes que participaron este año:

-“Experiencia inolvidable llena de enseñanzas sobre la vida y el espíritu y un real lifechanging experience que da esperanza a un mejor futuro para una mejor persona”.

-“Una experiencia incalculable en valor… lo mejor que puedes hacer en el CSJ”.

-“La misión nos ayudó más a nosotros que a las personas que visitamos”.

-“Experiencia inolvidable”.

-“Darme cuenta que tengo todo lo que necesito, pero no necesito todo lo que tengo”.

-“La misión fue como un switch en mi interior que prendió una mejor persona dentro de mí; sin estas experiencias nunca la hubiese conocido”.

-“No todo es el dinero: sé feliz, haz lo que te gusta y valora a tu familia y a Dios”.

-“Es algo que nunca voy a olvidar; me sentí como enviado para decir su Palabra”.

-“Durante la misión he recibido más de lo que he dado; es un descubrimiento de un Jesús misionero y humano”.

-“Un cambio transformador para mi ser y mi forma de pensar”.

-“Es una experiencia que nunca quiero olvidar. Me ayudó a conectar y realizar las dificultades que cada persona vive”.